jueves, 8 de febrero de 2018

Libros Mablaz, la distribución y las ferias

Cada vez resulta más evidente que la distribución es tan necesaria como tantas veces ineficaz. Todos los sectores están inmersos en la crisis que el libro en papel lleva viviendo desde hace tiempo, por varios motivos. Entre ellos se podían citar la piratería, la ebullición del e-book y la crisis global.
Dicen las estadísticas que en España se abren muchas editoriales al año, nunca he leído ninguna que comente las que cierran. Librerías hay muchas menos que hace 10 daños, la distribución tendría que llegar más fácilmente a ellas, pero este no es un tema nada sencillo. Uno de nuestros distribuidores nos mencionaba que presentan 50 novedades semanales, ¿cuáles eligen los libreros? Pues pocas que no sean un valor seguro.
Luego, está el tema de las grandes cadenas. Para quien viva en Madrid, debería pasarse por el crimen que ha hecho El Corte Inglés con sus tiendas de ocio en su centro de Callao. Allí ha amontonado, en muy pocos metros, libros, discos y películas. Además, lo ha subido todo a la 3ª planta. Un absurdo, teniendo en cuenta que todo eso se instaló en esa ubicación concreta para hacer competencia directa a la FNAC, que tiene su edificio principal madrileño justo enfrente.
Pero la cadena francesa tampoco se debería librar de críticas teniendo en cuenta que ya no compra libros que no sepa, de antemano, que va a tener una fácil salida. Una decisión cuestionable o no, teniendo en cuenta que las librerías piden, se le entregan los libros en depósito y devuelve los que no vende.
Tenemos dos de las principales grandes superficies que han restringido mucho la compra de libros que no sean de Pérez Reverte o Ruiz Zafón, por poner un par de ejemplos. Carrefour ha emprendido el mismo camino, Media Markt ha derivado  de ser una tienda con mucha oferta de ocio a convertirse en un comercio de informática y electrodomésticos. Pelis, discos y su vago intento de introducir libros cada vez tienen menos estantes destinados a ellos.
La distribución, entonces, ¿está en crisis? Pues claro. ¿Y qué se hace ante las crisis? Lo primero, siempre, es reducir personal, por lo que los libros se ofrecen a los libreros de una forma mucho más vaga.
Todo este discurso es para dar a entender que luchamos para tener cada vez mejor distribución. En esto habrá pasos adelante, otros serán para atrás. Estamos intentando llegar a toda España, buscar mejores distribuidoras e, incluso, hacernos internacionales.
Por lo pronto, aunque tenemos 114 libros en la oferta de la Casa del Libro, vamos a emprender por nuestra parte el introducir en su web los títulos que pudieran faltar por estar ahí y, como vemos que en Amazon los procesos de venta de nuestra distribución están encasquillados, también vamos a introducir todos los libros que hemos editado en su página. Creemos que es imprescindible estar ahí. Si el resto de las grandes superficies nos dan la facilidad para hacerlo en un futuro, también estarán ahí, a un solo click del ratón de nuestros lectores y seguidores.
Aviso a navegantes. Publicar un libro no ha de significar quedarse de brazos cruzados a la espera que las librerías pidan tu libro por toneladas y que el público entre en sus locales y se lleven precisamente el libro suyo y no uno de los muchos que tienen puestos en sus estanterías.
Como siempre, ofrecemos las ferias para todos los que quieran ver a sus posibles lectores cara a cara. La temporada está cada vez más cerca. Animaros, porque aunque no se garantiza que las ventas vayan a ser desbordantes, sí que garantizamos que la experiencia será inolvidable.